domingo, 30 de octubre de 2016

El cambio era esto, madurar



Interesante la investidura de ayer.


Rajoy reanuda el trabajo 

Empieza a tomar posiciones y a marcar qué se necesita para que la legislatura sea constructiva. En su línea. 
Si el jueves, ligero, celebraba el fin del proyecto investidura, ayer volvía al trabajo, serio y claro, duro en el fondo. Ya está en marcha el proyecto XII legislatura y su maneras son las de siempre.
 



Sánchez cae como vivió, enredando con el populismo 

Ahora tocaba jugar con la "militancia directa". Irresponsable, indiferente al daño que causa, penoso pero afortunadamente ya fuera de juego.



Lo único: conviene no olvidar lo básico. La democracia directa no es más que una variante del populismo, que funciona porque nos hace sentir importantes.




El PSOE ¿cuando arrancará con autoestima? 

Lo que han hecho es correcto y constructivo. Solo falta que se lo crean. Y recorran con orgullo un camino que puede ser grande, tienen mucho que llevarse a cambio de hacer algo positivo, de facilitar la gobernabilidad. 
Tantos años pastando en la crítica fácil y el eslogan automático del malo-PP-malo que ahora les cuesta reconocer una comida sana. 




Iglesias, Rufián, Matute y otros chicos del montón... en el país de nunca jamás 

¿Qué decir ante sus despropósitos? Hay quienes juegan demagógicamente con cuentos populistas. Estos lo llevan tan al extremo que parecen creérselos. 
No habrá problema mientras los partidos de gobierno no les den cancha... como intentó hacer Sánchez o como hizo Mas en Cataluña. 



Esto era el cambio 
En diciembre pasado, tras la primera legislatura Rajoy, no encontrábamos aun a mitad del camino. 
El cambio es que los partidos de gobierno se alejen de la demagogia populista de izquierdas y nacionalista. Que ahora es ya sólo cosa de chicos, como debe ser, de los chicos del montón. Rechazada por el resto.
Y el PSC ya no da miedo. Resulta hasta tierno proponiendo ir en coalición con Colau. Como Peter Pan, queriendo seguir siendo chicos.



/***/

Nota 1: (31 Oct 2016) Quizá se pudiese incluir en el cambio una cierta mejora en la higiene frente a la corrupción. Desde una apertura de ventanas (no bloqueo a la labor policial y judicial) hasta la incorporación de nuevas medidas preventivas, de control y punitivas.
Pero no el tratamiento populista de la corrupción. Con la caracterización ventagista de grupos como los malos: "la casta", "la corrupción del PP"...

  

jueves, 27 de octubre de 2016

La fórmula Rajoy


Aprovechando el triunfo de Rajoy al conseguir la presidencia tras diez meses de bloqueo, me permitiré recopilar y reestructurar lo que llevo dicho sobre él estos años.

Vaya de partida que considero a Rajoy un gran gobernante, probablemente el mejor de nuestra democracia, el más beneficioso para la sociedad.

Aquí las facetas que creo le caracterizan.


Veracidad
Esta es la primera faceta que aprecié. Era el único en el que discurso, actos y estrategia parecían ir de la mano. No en el detalle, claro, eso es siempre imprevisible, sino en la línea general.
España, demagogia y corrupción por etapas"

Últimanente ha resultado claro que esta faceta es también la base de su estrategia para enfrentar a sus contrincantes consigo mismos. No les facilita vivir en el engaño, se estrellan solos por sus incoherencias al aparecer al desnudo.
Blog Pajas y obviedades - "El espejo de Rajoy"

Como contrapartida le suele generar la crítica de que "no hace política". Si entendemos la política como el arte de movilizar a la sociedad, agruparla consiguiendo adhesiones y estimularla con emociones, esto probablemente sea cierto.
Pero afortunadamente el sistema de la democracias occidentales marcha actualmente lo suficientemente bien como para no precisar de grandes movilizaciones. Sino más bien de mantenimiento y ajuste de un sistema que ya funciona.
Y no olvidemos que a la gente se nos moviliza con emociones. Principalmente miedo, ilusión y enfrentamiento. Lo que hace que los políticos "movilizadores" suelan ser altamente demagogos y manipuladores. Y en el caso extremo populistas.



Valor para elegir y mantener la elección
Su táctica en los retos a los que se ha enfrentado ha pasado por elegir inicialmente una posición constructiva y defendible y luego mantenerla. Una táctica eficaz puesto que casa con la estrategia general, al final su espejo hará que todo quede más o menos al descubierto.
Ver las zonas analíticamente, como un entrenador de baloncesto, y echarle valor torero para mantener la posición cuando se lancen a por él.
Blog "Pajas y obviedades - "Rajoy, baloncestista y torero"

La contrapartida es que le suelen criticar con la etiqueta de que "no hace nada, no trabaja".
Los políticos necesitan llenar periódicos, moverse constantemente dando la impresión de dinamismo y actividad. Aparentando sacar un conejo de la chistera cada mañana, ofreciéndo soluciones nuevas de manera constante.

La realidad es que esto tiene mucho que ver con la faceta mediocrática de la política actual. Pero no es real. A los problemas se les enfrenta con estrategias y trabajo, no con apariencia de actividad y cambios constantes. El peligro que genera esto es el cortoplacismo, la aplicación de una solución a veces exige paciencia y aceptar que los malos tragos hay que pasarlos.


No se pasa de cinco millones de parados a uno sin sufrimiento y tiempo. Una pena pero así es. 


Una segunda contrapartida es el apelativo de "Rajao", suponiendo que se arruga al no ausumir posiciones indefendibles. Un ejemplo para que se entienda. Para el fin de ETA Rajoy ha asumido no hacer concesiones mientras la banda no se disuelva, ahí está la dispersión de los etarras presos. Pero no ha intentado una ilegalización de Bildu que sería inviable con la banda inactiva.



Trabajo
Los dos puntos anteriores hacen que la nave que gobierna Rajoy apunte en una dirección correcta y se sustente como para hacerse a la mar. Luego hay trabajo, trabajo y trabajo para que la nave avance. Siempre una labor constructiva, siempre remando.

Algo que ojalá se pudiese conseguir que hiciesen todos los gobernantes. Trabajar constructivamente, para nosotros la sociedad, no sólo para ellos. Resolver problemas, no crearlos. Muchas nueces y poco ruido.
Blog "Pajas y obviedades - "Rajoy. Silencio, se trabaja" 


Esto no tiene fácil malinterpretación así que lo que suelen hacer sus oponentes en intentar ocultar o distorsionar los resultados obtenidos. Ahí, de nuevo, el tiempo juega a favor de Rajoy. Las gráficas muestran las mejoras cada vez más claramente.
Blog Pajas y obviedades - "Datos de empleo... ¿cero grados, ni frío ni calor?"  
 

sábado, 22 de octubre de 2016

Lo que va a ocurrir


Esto es lo que va a ocurrir en la política española...


Susana Díaz conseguirá liderar el PSOE y reorientar la nave hacia la socialdemocracia.


El PSOE sufre básicamente dos problemas:
Uno de organización, con una interminable guerra de liderazgo desde la caída de Felipe González.
Otro de discurso, con una contradicción entre los actos, de gobierno, y el mensaje, con tintes populistas tanto de izquierdas (contra los ricos, empresas, poderes fácticos, derechas...) como nacionalistas (de Europa frente a EEUU, regiones contra España...).

Estos dos problemas están íntimamente ligados. Alineándose habitualmente apoyos y discursos. Y posibilitando la aparición de un tercer contendiente, el líder populista apoyado en el exterior del partido (Conductores al abismo).

El problema de liderazgo nunca se ha resuelto tras González.
- Almunia vs Borrell: Almunia venció pero no convenció... y no le votaron.
- Zapatero vs Bono: Zapatero venció pero no obedeció a quien le aupó (Zapatero y la renovación del PSOE) e intentó montar su propio imperio.
- Madina vs Sánchez: Sánchez, hombre de paja de Susana, quiso probar suerte por libre, apoyándose en militantes, Podemos y nacionalistas (Las aventuras de Sánchez y Mas)

El problema de discurso parte de una cuestión meramente táctica, no nos engañemos. El PSOE, en sus líderes, no es populista. Ni populista de izquierda ni nacionalista. Es sólo una tentación utilizarlo para afianzar apoyos y desgastar al PP, su contrincante. (Nuestros nacionalismos ¿algo más que publicidad?)

Pero la guerra se ha alargado y el populismo ha calado como lluvia fina en militantes y electorado. Primero Zapatero y luego Sánchez han demostraron que el barco se ha vuelto vulnerable a abordajes populistas .
No hay tutía, el PSOE necesita aceptar un liderazgo y rectificar el discurso o desaparecerá.
Sólo Susana Díaz puede llevarlo a cabo hoy día. Y parece querer hacerlo. Quizá necesite pulir un poco su discurso, ya bien orientado, y conseguir resultados de gestión, pero esto se consigue con apoyo del partido. Blanco y en botella (Isabel y Fernando, Mariano y Susana).
 


La legislatura de Rajoy durará cuatro años productivos 

Susana necesita tiempo. Ha de hacerse con el partido, ganarse a la militancia y reorientar poco a poco el discurso ganándose al electorado. Cuatro años se quedan casi cortos.

Rajoy necesita tiempo. Su objetivo es una segunda legislatura que le permita completar el proyecto. Dejar cerrado el fin ETA (El fin de ETA), vacunados frente a los secesionismos (La aventura electoral de Artur Mas), recuperados de la crisis económica (Datos de empleo...) y alejado el riesgo populista que se vio con Zapatero (Qué es el populismo), bastante saneado el partido (España, demagogia y corrupción por etapas). Saldría como un un señor.

Falta la garantía de que la colaboración no será ventajista ni tramposa. Ahí entra en juego la limitación de mandatos (Limitación de mandatos). Si dentro de cuatro años Rajoy se retira, el PP tendrá su crisis de liderazgo durante las elecciones. Esto compensa el que la oposición haya permitido unos éxitos que se asociarán estrictamente a la figura de Rajoy, que se va, y de Susana, que se queda. (a la vez que no se reconocen los logros, claro, ya se sabe que en política el discurso lo aguanta todo)

Win win con mecanismo de control mutuo. Susana colabora a cambio de la retirada de Rajoy y éste sólo se retira si se cumple la legislatura para lo cual le tendrán que permitir que gobierne (presupuestos...).
 

El PP deberá moverse hacia el conservadurismo y el liberalismo (valga la paradoja)
 

El PP de Rajóy aprovechó la deriva populista del PSOE para abarcar todo el espectro. Su discurso incluye desde la bajada de impuestos para favorecer el crecimiento hasta el incremento de ayudas para que ningún colectivo quede desamparado. Manteniendo sin conflicto leyes del aborto, matrimonio homosexual y demás reformas sociales. En la práctica su política es probablemente de corte socialdemócrata, como se lleva en Europa.

Esto se acabará si el PSOE asume la centralidad de la economía socialdemócrata (con cuentas equilibradas) combinada con reformismo social (eutanasia...). El terreno dejaría de estar libre y el PP retomaría posiciones conservadoras en lo social y reformistas en lo económico. Más conservador y liberal a a vez (resuelto el aparente oximorón)

Y no estará mal si se lleva bien. El liberalismo económico no es la incuestionable verdad revelada que algunos pretenden, pero tampoco tiene mucho sentido que ningún partido lo defienda claramente. Y las reformas sociales están bien pero necesitan un contrapeso frente a los excesos (los derechos de las minorías se defienden, no se imponen como dominantes con criterio revanchista).
 

En 2020 habrá unas elecciones bipartidistas reñidas.
 

Derivado de lo anterior, el PP llega a 2020 con apoyos del electorado pero inestabilidad interna derivada del cambio de liderazgo y discurso. 

El PSOE resurge remontando desde su sima electoral y pudiendo pactar con una izquierda que ya no da miedo y a la que no copia el discurso (El origen de los emergentes).

Los nacionalistas habrán declinado un poco, no olvidemos que se alimentan del uso de su discurso en el enfrentamiento PP-PSOE. Ni PP ni PSOE tendrían problema en llegar a acuerdos con ellos, tampoco serían peligrosos.

Vuelta al exitoso y productivo bipartidismo (Oda al bipartidismo y a las mayorías absolutas).


  ... salvo que alguna anomalía que altere el curso natural de la psicohistoria.
Hari Seldom López (desde su pequeña nave, su optimist)





/***/

Nota 3 (4 Nov 2016) Quiero ser el primero en felicitar a la presidenta...

Ni historia ni rabiosa actualidad (hoy juran los ministros...Rajoy ya juró)

Hari Seldom juega al futuro: Celebro que el próximo presidente vaya a ser mujer.

6 letras, empieza con S termina por a...   (Susana / Soraya)    ;-)




Nota 2 (31 Oct 2016) Las cuatro opciones del PSC, son dos para el PSOE

El PSC se encuentra en una encrucijada y tarde o temprano el PSOE le va a obligar a elegir.
Sus opciones son caminar de la mano de PSOE, de Podemos o incluso de ERC. La cuarta, claro está, sería desaparecer, ya que no hay hueco político para un PSC por libre.

Veamos con un ejemplo las opciones y huecos para que se entienda por qué no tiene sitio por libre. Con el tema de moda en Cataluña, la secesión.
La opciones son:
 - Independentista, pero eso ya lo cubre ERC
 - Confederalista, apostando por la autodeterminación, consultas y demás. Lo cubre Podemos
 - Autonomista con los acuerdos y reformas a las que se llegue (financiación...). Esta es la opción de PSOE, Cs y PP.

¿Qué posición apoya el PSC? La de un borroso federalismo cuyas diferencias con un autonomismo abierto a acuerdos nunca se concreta y que parece suspirar secretamente por el confederalismo. Algo que sólo parece servir para, nominalmente, no coincidir con el PP pero sin coincidir tampoco con lo que se considera inaceptable para el PSOE.

¿Conclusión? El PSC no tiene realmente una posición diferenciada ni tamaño de partida que le permitiese sobrevivir por libre. Y el PSOE ya le está conminando para que se decida. Por poner otro ejemplo, este de la presión que sufrirá del PSOE. Es impensable que tras incumplir el PSC con la abstención acordada, vaya a mantener el PSOE el "federalismo nominal" que en su día logró arrancarles el PSC. 

De hecho, el PSC parece estar en el origen de los males actuales del PSOE. Maragall aupó a Zapatero y exacerbó a CiU. Populismo y nacionalismo. El PSOE necesita librarse de esa influencia.

Así que lo ideal sería un PSC que se alinee francamente con el PSOE... y rápido. Ahora, con sus escasos 7 escaños y cuatro años por delante es el momento de cambiar o ser sustituido, las dos únicas opciones para el PSOE. Luego ya no habría tiempo de sustituirles ni ganarse al electorado, así que la decisión se debe tomar ahora y ser definitiva, tener garantías (¿personas de confianza de Susana en la dirección del PSC?).  

Me mojo, creo que el PSC acabará aceptando renunciar al filo-nacionalismo pero que se le irá gente en el viraje. No tiene otra opción mínimamente buena.

Nota 1 (25 Oct 2016) Leo en EDC Confirmada la ‘Operación Borrell’: la próxima semana anunciará su candidatura a liderar el PSOE
¿Será Borrell el mulo? La anomalía que obstruya el prometedor futuro, retomando las guerras de liderazgo en el PSOE, bloqueando la renovación.