domingo, 2 de abril de 2017

Diario Abril 2017


(27 abril 2017) La conveniencia de incorporar el concepto de emociología

Reconocer la faceta enfermiza de los populismos es el primer paso para incorporar una higiene que evite sus peores consecuencias.

Una cosa es aceptar que la demagogia es parte inevitable de la vida política, y otra no tener en cuenta que desplegar de forma estable y organizada distorsiones frentistas es una forma de envenenar a la sociedad.







Las medidas de higiene derivadas son variadas (no fomentar el multiculturalismo, evitar distorsiones tipo 'derecho a decidir'... ) y las formas de responder se pueden volver más razonables (precaución frente a respuestas agresivas o pasivas...)





   

 (27 abril 2017) Es como un toro, perdón, como un coche

Un pequeño jueguecillo.

Si una sociedad es como un coche, las creencias o ética son la brújula, el volante la razón y las emociones el motor.

Los esencialistas se confunden al intentar sustituir el volante con la brujula.
Los pupulistas liderar las derrotas de un motor al que arrastran a rugir a trompicones, a implusos.

   

 (26 abril 2017) Demagogia y corrupción
Somos manipulables y además los manipuladores tienden a corruptos ¿cómo evitarlo?

Que la corrupción siente atracción por el poder, es obvio. Se precisa una constante autoinspección e higiene para prevenirla y limpiar.
 
Por este motivo, la corrupción acompaña siempre a la demagogias frentistas (emociologías) ya sean populistas, nacionalistas... Como en el fútbol, quien piensa en bandos nunca querrá ver falta en el propio equipo.
El frentismo dificulta la autoinspección.


Es un motivo más a favor de introducir el concepto de higiene emociología en el análisis político.


Además no es su única relación con la corrupción.

La corrupción puede a su vez ser utilizada de una forma emociológica. Como arma para la manipulación emocional de la sociedad.
Por ejemplo, las denuncias y rasgados de vestiduras actuales respecto de la corrupción ¿acaso no proceden muchas veces de los partidos y medios más frentistas, más emociológicos, aunque ellos mismos tengan casos de corrupción?
Sí, se ve la trampa. El frentista no sólo no ve nunca la falta en el propio equipo, sino que además siempre gritará penalti en la jugada del rival. 

La corrupción es un clásico para provocar indignación. Un tema con el que la gente somos fácilmente manipulables. Tanto por la faceta de la justicia como de la pureza. 




Así que me pregunto, para evitar caer en las distorsiones asociadas a la pureza, ¿qué pediría yo a un gobierno? (al actual por ejemplo)

Qué tras su paso:
 - la corrupción se haya reducido sensiblemente (difícil de valorar durante el mandato)
 - haya más corruptos detenidos, que se vea funcionar a la justicia
 - disponer de mejores leyes y medidas de control
y, por supuesto, que no haya participado en delito, claro.
 
Quien satisfaga esto creo que para mi habrá cumplido. (se aceptan sugerencias) 



Aprovecho para dejar un enlace a algo que escribí allá por 2014. Aun no tenía el concepto de emociologías pero ya intuía la relación de la demagogia y la corrupción.
 



 (25 abril 2017) Elecciones francesas ¿gestión o fútbol?

La primera vuelta de las elecciones francesas han proporcionado el siguiente resultado:
  Macron        24,0 %
  Le Pen         21,3  
  Fillon           20,0
  Mélenchon   19,6
  Hamon          6,4


Algunas reflexiones al respecto:
 
 - Un 41% del electorado han votado a opciones frentistas, emociológicas (Lepenchon). Incluso un 47% si incluimos a un PS que optó por la versión populista (emocional) de Hamon frente a la de gestión y racional de Valls.
Esto explica el miedo que han reflejado las bolsas europeas, con unas subidas de respiro del 4% el lunes siguiente (la bolsa siempre es un buen indicador de la sensación de riesgo)
 
 - Esta vulnerabilidad francesa (derivada de un 47% dispuesto a votar populismo) no es mayor gracias a que sus distorsiones son variadas (unos contra los ricos, otros contra los inmigrantes). Es decir, hay un riesgo de fondo de aparición de un líder que supiese agruparlos (el voto fantasioso, emocional, es ante todo emocional, se puede arrastrar a cualquier distorsión)


  - El dilema de Mélenchon: el nuevo partido populista de izquierdas se encuentra ante una duda de cara a la segunda vuelta. Si votar contra el equipo rival (Le Pen) o contra quienes reniegan de su juego frentista (Macron).
No es ninguna tontería, como dije antes, a quien le gusta el fútbol prefiere ver un partido de un equipo rival (emocional) antes que tragarse una tertulia contenida y fría (racional).

 - La ley del Hamon: Si un partido disocia discurso y acción... sólo el aparato entenderá la práctica. Militantes y electorado irán tras el discurso. Es decir, si un partido utiliza propagandísticamente un discurso populista, sus votantes acabarán votando al partido populista.
Espero que el PSOE tome nota... aunque parece claro que ya es consciente del riesgo. Es el PS francés quien debió tomar nota antes del Hamon vs Valls.


 - Macron no debería tener problema para ganar en la segunda vuelta y luego gobernar si los partidos no emociológicos no patinan (y no parece que ni PS ni republicanos estén dando mensajes irresponsables a pesar del golpe encajado ¡chapeau!)



 ¿Conclusión?
En la primera vuelta Francia se ha librado del caos. Pero el resultado refleja más fragilidad de la deseable en una sociedad (53% vs 47%).
Les conviene cuidar los discursos... y comprar mi libro de urgencia 😉

 



 (24 abril 2017) Nación integral

Ando leyendo Leyendo "La democracia sentimental" 
Comenta el dualismo actual entre el discurso de nación étnica (basada en emociones grupales, peligrosa y reduccionista de la diversidad) y nación liberal (basada en la razón, excesivamente frío y utópico en sus ideales de democracia liberal)

Creo que veo otra posibilidad. El concepto de emociologías entra a analizar las emociones desde la psicología (un punto de vista científico, de la razón). Es decir, las emociones pueden tratarse racionalmente y no ser ni negadas ni dar lugar a una fuerza incontrolable, lesiva y peligrosa. 

Yo propondría un discurso de "nación integral". Con elementos emocionales manejados con la higiene necesaria para que defiendan también los principios/ideales democráticos y respeten las creencias pero sin incorporar al sistema intolerancia.

Nación integral: un discurso que respete las creencias pero manteniéndolas en el terreno de lo particular e incluya emociones pero sanamente reguladas por la razón de la democracia liberal. Que cultive emociones emociológicamente límpias.

 



 (23 abril 2017) Medios como fuerzas de manipulación 

 Una noticia de El Mundo que me ha hecho "gracia":
Cifuentes "reforzada" tras luchar sola contra la corrupción en Madrid
 
 Se ve con claridad cómo El Mundo está "en guerra" contra el PP de Rajoy: no puede evitar ver la faceta positiva... así que intenta desligar al PP de ella.

Penoso.




 (20 abril 2017) La corrupción es inevitable, la permisividad no

Ha saltado un nuevo caso de corrupción. El acusado esta vez es Ignacio González, quien fue presidente de la Comunidad de Madrid por el PP.

Pero hay una novedad importante: por primera vez la causa se inició por parte de alguien de PP
"Las investigaciones derivadas de Púnica ya habían avanzado por este camino, pero recibieron un nuevo impulso a mediados del pasado año cuando la presidenta Cristina Cifuentes presentó una denuncia ante la Fiscalía General del Estado por la gestión del Canal de Isabel II, en concreto por la compra que la empresa pública hizo en noviembre de 2013 de la empresa brasileña Emissao Engenharia. El Ejecutivo de Ignacio González pagó 21, 4 millones por esta sociedad que un año después valía cuatro veces menos. No solo eso, sino que, según esa denuncia inicial, parte de los pagos se hicieron a través de una cuenta en una sucursal suiza de un banco canadiense. Los beneficios obtenidos se blanquearon a través de complejas operaciones financieras en el extranjero en las que colaborarían familiares del expresidente regional, entre otras personas.
La Fiscalía General envió todos los datos aportados por Cifuentes a la Fiscalía provincial de Madrid, pero la causa fue asumida por la Fiscalía contra la Corrupción y el Crimen Organizado, que ya tenía la vista puesta en la gestión del Canal en la investigación de Púnica que dirige el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco. Con esos datos, Velasco abrió una pieza secreta cuyas consecuencias son, a día de hoy, imprevisibles.
"  [del ABC]


Sólo puedo felicitar a Cifuentes y animar al PP a que siga por este camino. Como ya indiqué hace tiempo.  



No creo que haya otro camino para la regeneración que la asunción por parte de los miembros de los partidos de que conviene perseguir los casos también cuando ocurren dentro del partido. 

¡Chapeau!

 

 (19 abril 2017) 8 de Junio: Brexit, segunda vuelta

Hay quienes dicen que el Brexit ganó por poco y de tapadillo, porque la sociedad no creyó que pudiese ganar.
Otros que ganó por las mentiras sobre fantasiosos posibles beneficios.
También se habla manipulación soterrada (Rusia en las redes...)

Sea como fuere, con las elecciones del 8 de Junio la sociedad británica tiene una segunda oportunidad. Y en realidad una segunda responsabilidad.

O se rechazará la decisión del Brexit o se reafirmará. Y será difícil creer en excusas después.


Se da la paradoja de que si en el referéndum se veía imposible que el UK saliese, en esta segunda vuelta se ve imposible que se inicie la vuelta a la Unión. Never say never.

Yo, como europeo, prefiero una UE con los británicos dentro. 
 
 

 (17 abril 2017) Las palabras dominarán el mundo

Tanta fantasía de ciencia ficción sobre las máquinas dominando el mundo y no vemos que hay otra producción humana que sí que ha demostrado su capacidad de volar por libre y dominarnos.

(gracias por la foto,  Cienrosas‏ @Cienrosas) 

Los discursos 'movilizadores'. No son difíciles de lanzar, y no hay quien los pare una vez la sociedad se mueve por los raíles de colores y bandos que ellos marcan. Los trenes no chocan porque sí.


 Probablemente esta es la causa de tanta ceguera, de tanta falta de higiene con los discursos frentistas. No nos gusta reconocer que nos manejan, que las palabras nos pueden hacer entronizar a un Erdogan, lanzarnos a un Brexit o cosas aun peores.
No nos gusta pensar que nuestro sistema también tiene que protegernos de nosotros mismos, o al menos de las palabras que consumimos.









 (15 abril 2017) Machismo, feminismo, hembrismo y otras emos del montón

 Lo característico del machismo no es la misoginia particular, sino una estructura de distorsiones que diferencia y minusvalora a la mujer y se propaga por la sociedad. Esto en la práctica es lo que denomino una emociología frentista. 

 El hembrismo sería el equivalente, pero minusvalorando al hombre. Aunque la presión machista es mucho más peligrosa y dañina, al apoyarse en innumerables usos y costumbres arraigadas.

El feminismo sería la defensa frente al machismo y podría desarrollarse de forma saludable (respuesta asertiva) o cayendo a su vez en formas de manipulación (respuesta agresiva) 











 (12 abril 2017) Los apoyos de ETA

Escribí hace tiempo sobre el fin de ETA. Su derrota gracias a que PP y PSOE aceptaron al fin sacar a ETA de su competición partidista. Tarde, pero ¡chapeau!


 Desde entonces ETA, derrotada como derrota una sociedad democrática, acabando con la organización delictiva, ha intentado muchas veces ganar la partida del relato (sustituirlo por propaganda política) y evitar las consecuencias legales (ya de por si muy mesuradas, en línea con nuestra democracia)

Así que entraré también en esta faceta, la del relato.
Empecemos por el principio: ETA jamás ha tenido sentido, ni por la dictadura ni por una supuesta opresión del pueblo vasco. ETA es el producto de una distorsión enfermiza que engancha en la sociedad vasca, como podía haber enganchado en Asturias o en Andalucía, no tenía ni más ni menos motivos reales. ETA es consecuencia de una mera emociología frentista sin justificación real.

La secuencia de distorsiones acumuladas, los apoyos de discurso (no hablo de personas ni de organizaciones concretas), podrían ser:

Emo nacionalista: Está en el origen del conjunto de distorsiones y es la causante de que mucha gente en País Vasco y Navarra compre la versión propagandista de ETA: ETA será mala, pero es de nuestro equipo, es nacionalista.



Emo secesionista: En el origen de ETA y obviamente su apoyo principal. No hay mucho que añadir.



Emo filonacionalista: Obsesionados con que la derrota de ETA no sea asimilada como una victoria "españolista", se hacen quiebros y requiebros buscando una formulación que incorpore de alguna forma parte del discurso nacionalista. Esto da cancha en la práctica a la propaganda secesionista.



Emo antinacionalista: Desde el antinacionalismo siempre se equiparó el secesionismo con el crimen. De forma que el fin de la organización criminal no se considera su derrota si no va acompañada del fin del secesionismo. Un imposible, claro, ya que el 15% de la sociedad vasca que comparte la emo secesionista no va a desaparecer por arte de magia, ni pueden ser tratados como criminales.
Actualmente se da la paradoja de que es utilizado para desgastar y arriconar al PP, el partido más exigente frente a ETA y el secesionismo. Facilitando el despliegue de los partidos nacionalistas en País Vasco, Navarra, Cataluña, Baleares o Valencia.

 



 (10 abril 2017) Los apoyos del nacionalismo 

El nacionalismo, como movimiento, no es muy fuerte. Sobre todo porque carece de una justificación real. Es pura propaganda y fantasía.

Su éxito desde la Transición se debe al apoyo de la izquierda, que veía en él un colaborador contra el PP. Así de sencillo. Penoso pero real.

En los últimos tiempos esta colaboración ha ido decayendo por ser racionalmente insostenible para la izquierda (de ahí Basta Ya, UPyD, Ciudadanos...) y por la radicalización autodestructiva nacionalista (sólo hay que mirar la deriva de CiU).

Parecía un buen momento para que España se sanease de tanta distorsión y demagogia victimista.


Pero no, no está siendo así. ¿Por qué?
Creo que hay que decirlo claramente: porque en la práctica le ha salido un apoyo en la derecha, los anti-nacionalistas.





Están consiguiendo que en Navarra, País Vasco, Cataluña, Valencia, Baleares... el PP sea irrelevante. Y gracias a la critica que recibe por el tema nacionalista. 


Es decir, calentar la olla nacionalista, como ha hecho ETA este fin de semana o como hacen con el procés, vuelve a ser rentable a los partidos nacionalistas y de izquierdas. Les permite arrinconar al PP y repartirse el poder entre ellos.

No es extraño que El País de altavoz a Otegi. Si la derecha se quiere autodestruir... ellos encantados de ayudar.



P.S.: ¿En qué se nota que las campañas de los medios de derecha es manipuladora? En varias facetas:

 - Tienen un inicio puntual: Enero/febrero de 2012, cuando Rajoy no les apoya. Sólo habría que revisar la hemeroteca de El Mundo, Libertad Digital, El Español, Intereconomía... (ya lo haré)
 - Utiliza etiquetas descalificadoras fuertes: Traidor, indecente, cobarde...
 - Critica lo que no se hace: No tiene verdaderos elementos que criticar, por lo que se critica lo que no hace el PP: no ilegaliza a Bildu, no hace campaña no sé qué... 

Es decir, desde un momento concreto se decide machacar a al PP por no hacer lo que ellos dicen. Quizá pudiese ser la definición de manipulación.
     



 (7 abril 2017) ETA ha perdido el hacha, ya sólo es serpiente

Comunicado de ETA buscando apoyo social.

ETA acepta su desarme. Vencida por las fuerzas de seguridad del Estado y el aislamiento político, e intenta buscar apoyos para mantenerse como organización.

Ha perdido el hacha, ya sólo es serpiente.
Toca evitar proporcionar altavoz al veneno de su discurso. Ese discurso que le llevó a asesinar, secuestrar y atemorizar a toda una sociedad.

P.S.: A veces pienso si en Colombia habrán aceptado tragar el veneno (incorporar el discurso de los criminales) a cambio de que dejen el hacha. No sé, me falta información.

 
(7 abril 2017) EE.UU. ejerce su influencia 

EE.UU. ha bombardeado una base aérea de Bachar El Asad (Siria) en respuesta a su ataque con  armas químicas.

Lo ha hecho sin el apoyo de Naciones Unidas ya que Rusia (socio de El Asad) y China (¿socio de Corea del Norte?) lo vetaron.

No sé si saldrá bien o mal. Pero creo que era hora de dejar de enunciar buenos deseos pero dejar hacer. Rusia no muestra remilgos a la hora de actuar y no se frenará por buenas palabras.

Creo que la Unión Europea también tendría que ejercer la suya. No sé cómo, pero Siria es nuestro vecino, Ucrania...

Dejar hacer es también una forma de actuar. Y no es siempre la mejor.

P.S.: Nunca entendí que Putin apoyase a Trump en vez de a un Partido Demócrata que le dejaba hacer (Siria, Ucrania...). Quizá los servicios de inteligencia sean más intrigantes que inteligentes.

P.S.2: Esta vez, además, la intervención de EE.UU. va ir bien. Por primera vez en mucho tiempo EE.UU y Europa irán de la mano de verdad.


   
 (6 abril 2017) ¿Gibraltar? español... o el apaño que sea

Una apuesta: en no mucho tiempo Gibraltar verá modificada su soberanía.

 - A Europa le viene bien. Se visualiza el perjuicio del Brexit sin necesidad de afectar a nada serio (el comercio entre la UE y UK lo es)

 - A España le viene bien. Se satisface una vieja reclamación.

 - A UK le viene bien. Saben que tendrán que pagar algún precio por el desastre que han ocasionado. Y frente a las opciones que se barajan (comercial, Escocia...) es algo sin transcendencia, casi sólo imagen.


Así que a todos beneficia (no cuento al gobierno de Gibraltar, pero tampoco es un actor influyente). Tocará hacer ruido, rasgarse vestiduras y demás zarandajas... pero la solución es conveniente para todos.
 

 (2 abril) Posverdad: un cruce de mapas

La lectura de "La democracia sentimental" me va aportando cosas.

Cuenta que, según Geertz, las ideologías: "proporcionan a individuos y grupos un mapa mediante el cual orientarse en un mundo que no tienen capacidad de descifrar individualmente".

Una idea interesante de la que se pueden deducir consecuencias. En concreto me gusta la idea de lo que llamaría ideologías en paralelo: si una ideología es un mapa, podré utilizar distintas ideologías según qué busque y en qué entorno. Algo tremendamente real.

No valoramos igual en el mundo artístico que en el laboral, el familiar o el de entretenimiento. Nuestro esquema de valores, ideas, objetivos... cambia.

Quizá podamos interpretar el concepto de posverdad desde este enfoque. Como un cruce de mapas que nos hace aceptar, por ejemplo, un meme de política obviamente falso, porque cumple con los criterios que valoramos... desde una ideología de entretenimiento.